Este pez procede de los ríos de la Europa Central y de Asia. La historia de su introduccion en España es una de tantas con un origen desgraciadamente ilegal. En 1974, un joven biólogo y pescador alemán entró en el país con 32 alevines de siluro procedentes del Danubio con la supuesta intención, como dijo en las aduanas, de utilizarlos como cebo para la pesca de los lucios en el embalse de Mequenenza y en Ribarroja del Ebro. Sin embargo, lo que hizo fue soltar las crías de siluro en el embalse de Mequenenza para que allí se criaran. Pocos años después, los pescadores de la zona empezaron a sacar ejemplares de gran magnitud.

Una nueva proliferación, también ilegal, tuvo lugar en 1995 cuando Oiver Portart trajo del río Po (Italia) una partida de alevines que soltó en el río Ebro, aunque es una versión no contrastada. Desde entonces se ha extendido por la cuenca del Ebro y por el río Tajo, Cinca, Segre y Matarraña. Otra repoblación ilegal tuvo lugar en el río Cinca, en el que el pez se ha aclimatado perfectamente. Actualmente tiende a dispersarse.

1 Comentario

  1. pescando siluro con cebo vivo e hilo trenzado de 100kilos,varias veces pico algo que tiro con fuerza y corto el sedal .el cebo mediria 25 o 35. centimetros y kilo largo .que coño puede ser?

DEJA UNA RESPUESTA